jueves, 7 de febrero de 2008

¿Cómo es y para qué sirve el microchip?



El microchip es un pequeñísimo circuito que, gracias a su sofisticado diseño, ha logrado reducirse al tamaño de un grano de arroz (11,2 mm de largo por 1,2 mm de circunferencia) que permite su paso a través de una aguja hipodérmica para ser implantado en el organismo de cualquier especie animal.
La memoria de un microchip permite almacenar un número compuesto por nueve (9) dígitos y cuatro (4) letras los cuales combinados entre sí ofrecen 70 trillones de posibilidades . Esta característica en conjunto con la norma de fabricación hace que cada microchip sea único y no tenga duplicidad. Por consiguiente cada uno de los animales que portan en su organismo uno de estos microchips, serán únicos y perfectamente DIFERENCIABLES de cualquier otro.
El microchip no utiliza pilas, se activa con el lector, por lo que su duración es ilimitada. Sirve para toda la vida de su animal.
El microchip posee un pequeño circuito encapsulado por un cristal biocompatible , el cual además es recubierto de una delgada capa de Paralyne (elemento similar al látex, utilizado para la fabricación de prótesis y partes de los marcapasos cardíacos), por lo que no existe rechazo por parte del organismo y, al ser inyectado bajo la piel, el organismo forma una delgada capa de proteína que lo fija en el sitio de implantación, evitando su desplazamiento o migración.
Es radioopaco (visible a los Rayos X) e inalterable, ya sea por rayos X, ultrasonografía o tomografía axial computada
El microchip es pasivo , es decir que no emite ninguna señal por sí solo y no lleva dentro ninguna batería para su funcionamiento. Esto lo hace un sistema de identificación permanente y su vida útil se estima en 75 años, mayor que la de cualquier animal.

El otro componente fundamental del "Sistema de identificación " es el lector de microchips, el cual permite "leer" el número grabado en un microchip.
Para esto utiliza un emisor de ondas de radio de baja frecuencia, las cuales atraviesan la piel del animal e inducen que el microchip retransmita una señal de rebote. Esta señal es recogida por el mismo lector el cual la decodifica y la convierte en el número correspondiente, que es desplegado en la pantalla de cristal líquido que posee el aparato. Este funcionamiento es similar al de los lectores de código de barras de supermercados.

No necesitas anestesiar al animal. La inyección es similar a la de cualquier vacuna.La anestesia, en el caso, no es necesaria ni recomendada. Las molestias ocasionadas son minimas.