jueves, 7 de febrero de 2008

Trámites para viajar a otro país con nuestra mascota

Salir de vacaciones con la mascota, si el viaje es en auto y a un sitio relativamente cercano, no trae mayores problemas. Pero sacarla del país en avión implica trámites y, en algunos casos, muy engorrosos y complicados. Aquí, algunos datos e información útil para llevar de vacaciones a nuestros queridos animales domésticos.

Para viajar desde la Argentina en avión con un animal doméstico hay que hacer un trámite ineludible: el que se debe realizar ante el Instituto Lazareto, organismo dependiente del SENASA (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria).
Algunos países hacen que la aventura de llevar a la propia mascota de viaje sea un dolor de cabeza. Por caso, Malta, Inglaterra, Irlanda y Suecia, Japón, Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica. En estas naciones piden que el animal pase seis meses en cuarentena y además un estudio de anticuerpos en sangre que sólo se pude hacer en Estados Unidos o Europa.
Para el resto de Europa, se necesita la vacunación antirrábica aplicada por lo menos 21 días antes de la certificación oficial —la vacuna debe ser aprobada por SENASA— y la colocación de un microchip (que cumpla las normas ISO) para la identificación del animal. La única alternativa es la realización de un tatuaje.

Si el animal estuvo en las provincias de Salta o Jujuy, tiene que someterse al estudio de anticuerpos en sangre, que tarda tres meses en ser obtenido. Esto es porque esas provincias tienen muchos casos de rabia urbana, según los estudios que SENASA hace habitualmente para presentar en los países.

El trámite se hace en el Instituto Lazareto (ver abajo) con el animal, con las fotocopias de la vacunación, del registro de colocación del microchip y la del documento del acompañante del animal en el viaje.
Se debe pagar un arancel y se retira el certificado a las 72 horas. Una vez emitido el certificado por el Lazareto, el dueño de la mascota tiene que ir al consulado del país a donde viaja, a hacer sellar el certificado veterinario.
En la última hoja, el documento tiene que tener un certificado de salud firmado 24 horas antes del viaje por un veterinario privado y matriculado.Para el resto del mundo se necesita aplicar la vacuna antirrábica al menos 21 días antes de iniciar el trámite de certificación, y una constancia de salud emitida dentro de los 10 días previos al viaje por un veterinario. El trámite en este caso es sin el animal, pero hay que llevar una copia del certificado de vacunación y del documento del acompañante del animal en el viaje.
Para el caso de viajar a Uruguay, es preciso un certificado de desparasitación con la droga Praziquantel.
El certificado se entrega en 24 horas y, según el país al que se viaje, el dueño del animal tendrá que hacer o no un tramite de visado del certificado en consulado o cancillería.

El día del viaje, pasajero y mascota tendrán que estar varias horas antes de que salga el vuelo en Ezeiza. Es que habrá que sortear nuevamente los controles de SENASA y Aduana, y luego el animal —por supuesto, enjaulado— será destinado a un depósito, donde deberá esperar el horario de partida.En cuanto a las compañías de vuelo, todas piden el mismo requisito: que el animal pueda moverse con cierta libertad dentro de su jaula.
Los precios varían según la empresa.

Datos útiles.
* El instituto Lazareto está en Elvira Rawson de Dellepiane y José Balbín, Capital.
En la web: lazareto@senasa. Teléfono: 4362-5755.

* Para obtener el certificado y viajar a Europa hay que llevar a los animales vacunados y colocarles un microchip o hacerles un tatuaje.